Eliminar arañazos de la lámina metacrilato

El metacrilato es un material que aporta un sinfín de ventajas; sin embargo, tiene un punto en contra en relación con el cristal: es sensible a los arañazos. Eliminarlos es relativamente fácil y, con un mantenimiento adecuado, preservará su belleza durante mucho tiempo. En este post le explicamos en detalle lo que tienes que hacer. 

Requisitos para eliminar arañazos:

Diferentes tipos de acrílico – diferentes métodos de pulido

Las planchas de metacrilato pueden ser de tipo moldeado y extruido. Esta última versión también se conoce como metacrilato barato o XT, y es más difícil de procesar y pulir que el moldeado. Por ello, recomendamos que el proceso de pulido se haga manualmente. En este proceso se empleará un paño de microfibra y un pulimento especial de Zvizzer o Xerapol/Quixx, que también son compatibles con una máquina pulidora. Si se opta por la máquina, recomendamos emplear una almohadilla con lana de pulir o lana de cordero.

Paso 1 – La limpieza de la superficie

La superficie debe estar completamente limpia antes de reparar los arañazos. Hay que preparar una solución de agua tibia jabonosa con jabón doméstico (jabón verde) y emplear un paño de microfibra destinado a la limpieza de la superficie. Cualquier resto de suciedad o polvo puede provocar nuevos arañazos durante el pulido. El jabón se puede guardar para más tarde.

Paso 2 – Evaluar la profundidad del arañazo

Con mucho cuidado, hay que pasar una uña por el arañazo o arañazos que desean reparar. Si la uña se engancha, aunque solo sea ligeramente, es necesario proceder al lijado. Si la uña no se engancha, puede pasarse directamente al paso 5.

Paso 3 – El lijado de los arañazos

Para lijar el arañazo, utilizamos papel de lija resistente al agua. Se trata de papel de lija de grano fino.
El papel de lija o la superficie deben estar húmedos durante el lijado. Empiece con una lija de grano 1000 y lije el arañazo (o arañazos) de la lámina acrílica. Repita la prueba con la uña para comprobar si el arañazo desaparece. Cuando el arañazo haya desaparecido, lije una zona ligeramente mayor con un grano aún más fino, preferiblemente grano 2500. Mantenga la superficie húmeda mientras lija.

Paso 4 – Limpiar bien la superficie

Enjuague todos los restos de abrasivo con el agua jabonosa que preparó anteriormente. No seque la superficie con el mismo paño, sino con un paño limpio y seco.

Paso 5 – Pulir el arañazo y la superficie

Extienda una pequeña cantidad de Xerapol / Quixx o Zvizzer Heavy cut pulidor sobre la superficie de la lámina acrílica y comience a pulirla a mano de lado a lado con el paño de pulido. Evalúe el resultado continuamente y no permanezca demasiado tiempo en un mismo lugar con el paño de pulido/pulidora. Limpie de vez en cuando la parte pulida con el paño húmedo y evalúe el brillo. Si el arañazo ya no es visible, puede empezar a pulir.

Paso 6 – Después del Pulido

El pulido posterior consiste en volver a dar un brillo uniforme a toda la superficie. Puede hacerse con el pulimento de corte fino Zvizzer. Se limpia la superficie con un paño húmedo y después se seca adecuadamente. Acto seguido, hay que extender el abrillantador sobre la superficie (un pequeño punto del tamaño de un céntimo) y comenzar a pulir. Si se hace a mano, recomendamos utilizar un paño distinto al que se utilizó durante el pulido. Si se hace con máquina, conviene apostar por un disco de post-pulido. Hay que tener cuidado con el post-pulido a máquina, manteniéndola en continuo movimiento (el metacrilato es muy sensible al calor).

Paso 7 – Conservación

Una vez reparada la superficie, es una buena idea optar por una aplicación de Burnus. Después del tratamiento con este producto de limpieza y conservación, el metacrilato se mantendrá bonito y estético durante más tiempo (además de seguir siendo antiestático).